Al final, no son los años en nuestra vida lo que cuenta, sino la vida en nuestros años

Loading

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *